Buenos, pues ya casi casi es diciembre así que hay que ir deciciendo qué regalos hacer (e ir chivando qué queremos que nos regalen).

Yo que soy mi discreto he optado por publicar en mi blog qué es lo que me gustaría recibir. Si alguien se da por aludido y se siente generoso, bienvenido sea :)

En los últimos meses he redescubierto mi pasión por leer. Siempre me ha gustado, pero con lo complicada que está la vida era difícil tener tiempo y energía para agarrar un buen libro. Pero bueno, mis circunstancias han cambiado y ahora sí que estoy leyendo más. Un poco de todo. Si me toca destacar algo, estoy bastante enganchado a la serie de libros del mago Dresden.

Y en papel me acabo de comprar el último libro de Daniel Lacalle, que habla sobre el mundo y la energía. Muy interesante si estás interesado en entender cómo funcionan las cosas a nivel internacional. Es un libro que se lee fácil, pese a que es un tema complicado el escritor lo explica de forma entendible.

Ya ves que son dos tipos de libros muy diferentes, pero me gusta ir variando y aprender un poco de todo. Lo que ya no tengo es sitio en casa para más libros de papel. Es lo que tiene vivir en un apartamento pequeño. Así que la solución es… ¡que me compréis un ebook!

Venga va, que ya sé que un ebook no es lo mismo que un libro de papel, con su encuadernación y todo eso, pero al final hay que ir a lo practico. Así que si alguien me quiere dar una alegría, que me compre un bonito ebook por favor. Después de darle muchas vueltas me quedo con la recomendación de Librista: el Kindle. Ellos entienden de estos temas más que yo, y si dicen que el Kindle es el mejor ebook, pues a por él.

Como sois muchos, y sé que me haréis más de un regalo tengo otra pequeña petición. Mi apartamento es pequeño, pero me lleva mucho tiempo mantenerlo limpio. Bueno, no es exactamente que me lleve mucho tiempo: es que yo NO tengo tiempo. Y claro, cuando llegas a casa después de pasarte todo el día fuera trabajando, lo que apetece es tumbarse en el sofá a leer y no ponerse a limpiar.

Al final no me queda otro remedio que dedicar la mañana de los sábados a pasar el aspirador, la mopa, limpiar ventanas… en fín, a limpiar la casa. Pero viviendo en pleno año 2015 (que ya llega), ¡para eso tenemos los robots! Pues resumiendo: que quiero un robot aspirador. Sí, uno de esos que limpian la casa mientras estás trabajando.

No es exactamente así, ya que sólo sirven para aspirar el suelo. Pero es un paso adelante y así me ahorro una tarea que lleva tiempo. Y si algo se puede automatizar, pues se automatiza y que lo haga un robot. Además, así la casa estará más limpia pues como ya he dicho sólo tengo tiempo para limpiar durante el fin de semana.

¿Quíen se anima a regalarme un robot aspirador? ¡Que levante la mano! Eso sí que sería un regalazo, porque no son muy baratos. Corrijo: hay robots aspiradores baratos, pero funcionan fatal. Y ya de comprar algo, pues que sea bueno. Como aquella vez en que pensabamos comprar la cafetera Inissia. Es mejor gastar más y tener algo que dure bastantes años y haga bien el trabajo. Me gustaría un Roomba 780, aunque me conformo con cualquiera de la marca Roomba.

Son muy buenos y siempre que se habla de robots aspiradores se comenta que esos son de los mejores. Pues ya está, eso son dos de los regalos que me gustaría recibir estas navidades. ¡No olvidéis envolverlos con papel de regalo!